LA IMPORTANCIA DE CONCEBIR LOS HIJOS CON AMOR.

| 2019-03-11 | 660 visitas


La madre y el hij@ a nivel emocional, están totalmente conectados desde la concepción, hasta que cumple los 7 años.

 

LA IMPORTANCIA DE CONCEBIR HIJOS CON AMOR.

 
Si cada uno de nosotros como adultos, tuviéramos el conocimiento acerca de que cada niñ@ herido en su infancia, será un adulto con deficiencias, trataríamos a los niñ@s con muchísimo más amor, cariño, valor y respeto que merece cada uno de ellos.
 
Durante mi proceso de vida y durante la Lic. en Psicología Organizacional, así como en cada una de la técnicas alternativas y holísticas que he tenido la bendición de conocer, se ha demostrado que si se tiene el conocimiento y la conciencia que tiene el programar desde antes, mínimo 6 meses, la concepción de un hijo, tendríamos más cuidados tanto desde nuestro estado físico, mental, emocional y espiritual el “programar” concienzudamente la concepción de un hijo, ya que cada pensamiento, emoción y actitud, principalmente en la mujer, influye mucho cómo será el proyecto sentido de vida (se graban multitud de programas que se van a desarrollar a lo largo de nuestra vida y se verá reflejado en nuestra etapa adulta) de ese maravilloso ser que será nuestro hij@.
 
No sólo sé trata de tomar nutrientes y complementos vitamínicos, como el ácido fólico para su desarrollo, sino también desde la parte emocional en que se encuentran ambos padres.
 
La escritora Laura Gutman, nos dice que los niños hasta los 3 años experimentan una fusión emocional con la madre, ya que comparten con ella su campo emocional, haciendo suyas las emociones de la madre, ya que, a esta edad, no puede distinguir cuáles son suyas ó cuales de su progenitora.
 
Todas las emociones desde la concepción, ya sea si somos deseados o no, los conflictos con la pareja, familiares, sociales, y durante todo el embarazo, esa información quedará grabada en el bebé.
 
La madre y el hij@ a nivel emocional, están totalmente conectados desde la concepción, hasta que cumple los 7 años. Cada niñ@, es como una esponja que absorberá acciones, emociones, pensamientos, lenguaje, etc. de una forma muy simple y natural de los padres, así como de su entorno, ya que la parte del neocórtex aún no está totalmente desarrollada y son muy sensibles a su entorno.
 
También lo que le ocurre al padre va a influir en los hijos, pero será a través  de las emociones de la madre. Un ejemplo, si hay una discusión entre ellos, si las emociones de las Madre son de miedo, ira, angustia, etc, el hij@ es quien lo resentirá a través de la energía de la madre. No de forma directamente del padre, sino de la energía de la mujer por el vínculo energético qué hay entre ellos.
 
El vínculo energético entre el padre y los hijos será clave de los 7 a los 14 años. La parte masculina del padre, en esa etapa será de vital importancia para el aprendizaje, los lineamientos en casa, escuela, vida social, es decir los límites  en cada uno de los rubros mencionados. 
 
Durante este periodo de vida, nuestros hijos son el reflejo de nuestros propios conflictos inconscientes, los cuales se expresan a través de enfermedades y síntomas que llegan a padecer.
 
Si nosotros después de leer esta breve información, deseamos y queremos ayudar a nuestros hij@s, debemos de ocuparnos de nosotros mismos, ¿cómo? Haciéndonos conscientes de nuestras emociones, expresando lo que sentimos, solicitando ayuda profesional, y lo más importante no actuar como si todo estuviera "normal”, ya que ellos, nuestros hij@s, PERCIBEN cada estado emocional desde su inocencia y sensibilidad que tienen.
 
¿Quieres evitar ver sufrir a tus hijos, verlos más sanos y disfrutar de la vida?
 
Te invito a que nos ocupemos de nosotros mism@s, y así tener pensamientos y emociones de forma sana consciente, para empezar a autocontener nuestras emociones con palabras amorosas y emociones positivas, para que tengamos las herramientas suficientes y poder guiarlos y puedan comprender a su corta edad y desprenderlos de lo que no les corresponde.

Mi objetivo es crear y generar conexiones psicológicas y holísticas, logrando crecer junt@s, encontrando un equilibrio a nuestra vida, recuperando esa paz que tanto anhelamos, dándole un spa a nuestra alma y resurgir como Ave Fénix, día a dia.




Te puede interesar...